Reto Supermami: cosas que cambian tras la maternidad.

supermami_

Buenos días! Hoy vengo con el reto que acepté el viernes pasado y que nos proponía Liela de Desde Tú. Aquí lo tenéis.

El reto consiste en escribir un post contando qué es lo que ha cambiado en nuestra vida una vez que hemos sido mamás (para el caso de las que lo somos) y qué es lo que creen que va a cambiar para el caso de las que aún no lo son.

Pues bien, en mi caso, suscribo todas y cada una de las cosas contadas por Desde Tú y por Almademami que se sumó al reto ayer, y además añado las siguientes:

  1. Dormir del tirón: Desde hace algo más de 12 meses que Pequeño G. llegó, no duermo del tirón. Ya comenté aquí que no sabía si era por la lactancia materna o no, pero el caso es que es bastante bebé todavía y se sigue levantando a por su ración de teta un par de veces cada noche, por lo tanto, eso de levantarte después de dormir 13 horas y juntar el desayuno con la comida…se acabó!
  2. Ver una peli seguida después de cenar: si dormir del tirón lo echo de menos esto ya lo echo muuucho de menos. Me encanta el cine, y siempre he sido de las que después de cenar se ponían una peli mientras me tomaba mis cereales con leche que tanto me encantan. Pues bien, esta estampa ha pasado a mejor vida, y es que, como contaba aquí, Pequeño G. es de naturaleza trasnochadora, por lo que, normalmente, después de cenar, todavía tiene cuerda para rato, así es que hemos sustituido las pelis por los cuentos, los coches y las carreras por el pasillo detrás del campeón de los 100 metros lisos en gateo.
  3. Leer: Ya sabéis que me encanta leer. De toda la vida me he devorado libros uno tras otro. Tengo mis géneros favoritos, pero no creas que he sido muy exquisita, he leído de todo. Pues desde hace un año estoy estancadísima. No leo nada de nada. A veces, ingenua de mí, hago el intento, cojo un libro y a los dos minutos de reloj, mis ojos se han caído. Estoy roncando casi…y es que estoy muerta del sueño, no puedo leer, y lo poco que leo ahora se centra en la crianza.
  4. Ir al cine: esto se puede hacer extensible a cualquier otra actividad, ir al teatro, ir a un museo, ir de compras para una misma…y es que Pequeño G. hasta ahora ha sido muy bebé y no he podido hacer nada de esto. Cuando yo estaba de baja, no me he podido ir al cine y dejarlo porque si pedía teta ¿qué? Y ahora que no estoy de baja no le dejo con nadie los findes porque son mis dos días para disfrutar al 100% de él, por lo que, en definitiva, la última peli que vi en el cine es El Niño, el día de nuestro primer aniversario de boda, embarazada yo de 37 semanas…
  5. Cocinar algo elaborado: ayyyy esto también lo echo de menos! Me encanta cocinar, me encanta inventar cosas nuevas, hacer platos que no había hecho antes, tengo mis libros de cocina, tengo mi cocina, tengo todo, pero no tengo tiempo para hacer nada. Veréis, yo trabajo durante todo el día fuera de casa, y cuando llego, ya bastante tarde, no me da tiempo más que para bañar a Pequeño G., darle sus cereales, y darle la teta, cuando acabo de hacer estas tres actividades ya es la hora de cenar de los adultos, por lo que no me voy a poner a hacer nada, primero porque Pequeño G. sigue despierto y me gusta jugar con él, ya que durante el día no estamos juntos, y segundo porque nos pondríamos a cenar a las 12, algo que no es viable, así que nuestras cenas son de lo más ligeras y simples.
  6. Monotema, yo??: sí sí, no me digáis que no! Nos hemos convertido en las petardas que antes mirábamos como diciendo…y esta pesada no tiene otra cosa en su vida para que sólo hable de sus hijos? Exacto, desde que te conviertes en mamá sólo hablas de tus hijos (hay raras excepciones, pero vamos a generalizar) y es que quedas con alguien (ja! nunca quedas con alguien) o hablas por teléfono con alguien, y el tema se centra en más de un 70% en tu hijo.
  7. Tener todo: no existe esto. Es una ficción. Cuando ves en las pelis americanas a una mamá mega rubia con el pelo planchado y fijado con laca, alta, delgada, vestida con un traje ajustado de falda lápiz y americana a juego de Armani Prive, unos stilettos Louboutin y una manicura francesa perfecta en sus delicadas y cuidadas manos con las que sujetan una taza rebosante de café humeante y un iPhone con el que no para de atender llamadas de la oficina porque es una súper mega ejecutiva imprescindible sin la cual la empresa no toma ni una decisión, pero luego llega a buscar al colegio a sus hijos, a llevarles a sus actividades extraescolares, a preparar una cena riquísima, a cenar todos en familia, a acostar a sus maravillosos hijos, a estar en el sofá abrazada a su marido (que suele ser un buenorro de libro) junto a una chimenea humeante, y a acostarse a las 10 de la noche. Esto es lo que vemos en las pelis, y la realidad es otra muuuuuuuy distinta, la realidad la forjas a base de decisiones. ¿Quieres ser una mega ejecutiva brillante? No verás a tus hijos más que en las fotos del móvil que te las irá mandando quien se quede a su cuidado. ¿Quieres recoger a tus hijos del cole y llevarles a sus actividades extraescolares y hacerles la cena? Pues no serás ninguna mega ejecutiva agresiva, y así sucesivamente. La maternidad es una elección ya de por sí, y su desempeño conlleva elecciones también. Triste, pero cierto.
  8. Los abrazos mañaneros: oye, pero no todo van a ser cosas que he dejado de hacer, porque la vida te cambia para mejor, y porque estar profundamente dormida y que antes del despertador oigas a Pequeño G. en su cuna hablándote y extendiendo su mano para tocarte la cara…eso sí que paga todo lo que dejas de poder hacer. Todas las mañanas lo cojo y lo meto en la cama con nosotros un rato hasta que suena el despertador, y desde luego, es mi rato favorito del día, que los fines de semana dura mucho más.

Muchas gracias a Desde Tú por iniciativas como esta, y que paséis un día estupendo!

Nos leemos pronto.

Mamá G.

18 comentarios en “Reto Supermami: cosas que cambian tras la maternidad.

  1. Buenísimo!! Jajaja… Lo que me estoy riendo con estas entradas!
    Todos los puntos son también aplicables a mi vida. Aunque mi pichón ya es más grandecito y puedo dormir, atención, ojo al dato, unas 6 horas seguidas con muuuucha suerte. Ni leer, nada de cine, ni teatros, ni conciertos… Peeeero ya puedo ir viendo series en el ordandor cuando él duerme la siesta (Oeee!) y ya podemos incluirle en algunos planes como ir a museos o a sitios donde puede estar ya tranquilo.

    Gracias por haberte unido al reto!
    Un aplauso a tus palabras!

    Le gusta a 1 persona

  2. Me ha encantado!! Sobre todo porque cierras con los suuuuper abrazos mañaneros que son los que nos dan las fuerzas para aguantar el resto del día jejeje y nos ayuda a sobrellevar el dormir poco, el no leer, el cocinar deprisa y corriendo (aquí el que cocina es AlmadePapi, Pichí ha conseguido que yo me arrime a unos fuegos jejej), el nada de cine, ni esos ratitos de tranquis después de cenar viendo una peli o una serie…Lo del monotema una verdad como un templo jajaj por eso escribimos por aquí para desahogarrrr jajajaj un besote!!

    Le gusta a 1 persona

  3. mimamaviveennormandie

    Mira yo lo de leer estoy volviendo, y me encanta! Qué placer…
    Lo de monotema como tú, y lo de conciliar, pues si hay que ceder, y siempre las mismas. Yo encima viajo, así que imagina…
    Los viajes: ya no son lo mismo mi maleta es su maleta.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jaja es verdad, los viajes es tema aparte! Ya no son lo que eran…! Y respecto al trabajo…es cuestión de sacrificar un poco de lo uno o de lo otro…una pena! Yo afortunadamente viajo poco por trabajo pero alguna vez sí me ha tocado…y ya es el remate! animate con una entrada contándonos cómo te organizas cuando sales de viaje sin tu niña! A mi me interesa! Besitos!

      Le gusta a 1 persona

  4. Yo en lo de dormir no me quejo, en cuanto cumplen 4 meses, vuelvo a mi rutina habitual… lo que me quita sueño es el blog! As´´i que leer e ir al cine, nada!!! Pero arreglarme, eso sñi…hasta para parir me pinto la raya del ojo…eso sí, le dedico el mismo tiempo ahora que hace 10 años, lo justo…

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo para ir a trabajar también me maquillo. Para el finde…depende de a dónde vayamos…jaja El blog quita mucho tiempo!!! Yo que llevo relativamente poco tiempo no pensaba que fuera a quitar tanto, pero es que publicar una entrada al día, como es tu caso también, lleva su tiempo, más el tiempo que dedicad a otros blogs, a responder tus comentarios…al final me acuesto tardísimo siempre porque lo quito de tiempo de sueño, pero oye, no me quejo, sarna con gusto no pica! Un besito!

      Me gusta

    1. Jaja igual que antes nunca?? Ya me has acabado de desanimar jajaja
      Lo de las pelis yo ya es que lo doy por perdido…no nos gusta poner la tele cuando Pequeño G. está por ahí porque yo soy un poco espacialita con el tema de las nuevas tecnologías en niños tan pequeños, pero los días que se acuesta pronto, a veces la pongo para intentar hacer un amago de ver algo, pues es imposible, caigo rendida…
      Un besito!

      Me gusta

  5. Yo también recogí el guante y tengo que hacer el post jaja, de momento me voy inspirando en vosotras para ir preparando mis puntos (que morro tengo eh). Aún tiene un año, tranquila, un poco mas y volverás a poder leer y dormir jajaja.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s