Dos críticas sobre crianza (Parte II)

Buenos días amigas!!

Hoy os traigo la segunda de las críticas que me hicieron el domingo pasado sobre la forma de criar a un niño. Si quieres ver la primera de ellas, la tienes aquí.

El caso es que, después de soltarme el rollo de que al niño hay que enseñarle a dormir, tomamos un café en el salón mientras Pequeño G estaba durmiendo su sagrada siesta en el cuarto.

Mientras tanto el niño de esta buena mujer estaba rodando de brazo en brazo, de su madre, a su tío, de su tío a su padre, y así sucesivamente, y es que claro, el niño, quería jugar en el suelo (como todos los niños del mundo, vaya), pero la mamá no quería dejarlo en el suelo porque si no “hay que estar todo el día detrás que este niño es un demonio” No le vi mucha cara de demonio al pobre…pero bueno.

A todo esto, Pequeño G se despertó. Muy simpático, después de haber dormido dos horas, tú me dirás. Bueno, pues, lo sacamos del cuarto, le presentamos a esta nueva gente, y acto seguido le dejo en el suelo mientras voy a coger las cositas que llevamos para que merendara.

Papá G. fue al bolso del carro a sacarle los juguetes que siempre llevamos encima (sobre todo porque el camino Madrid-Ávila en coche es largo y a Pequeño G hay que distraerlo en el coche, que no le gusta nada), y se los puso en el suelo junto a él para que jugara.

Pues en cuanto volví de la cocina con la merienda de Pequeño G le faltó tiempo a la buena mujer para decirme: “no va a la guardería, ¿verdad?

Verdad, no va.

Buf, es que si al mío le pongo en el suelo no para quieto con nada de nada, se nota mucho la guardería, éste ha pegado un cambio enorme desde que va, está fenomenal para los niños de esta edad ya”.

Ya he dicho en más ocasiones que Pequeño G es un niño bueno, chica, qué quieres que te diga, he tenido esa suerte, se duerme tarde, se despierta para la teta varias veces por la noche, pero en compensación, es un niño relativamente tranquilo.

No entiendo el afán de ciertos padres, me ha pasado también en el parque, de estar orgullosos cuando su hijo es el más malo entre los malos. “Mi hijo es un bicho” es una frase que oigo mucho y además dicha con orgullo.

No lo entiendo. De verdad. Yo disfruto mucho de Pequño G, me gusta mucho su carácter, es un niño inteligente, que aprende rápido, cualquier cosa que le enseñas dos veces ya la ha aprendido, precisamente porque tiene un carácter observador, es cuidadoso, no toca algo que no conoce, primero pone un dedo, si ve que no le pasa nada, se lanza, si no le gusta lo que toca, no lo vuelve a tocar. Es muy expresivo con la cara, me encantan sus gestos, es capaz de comunicarse contigo perfectamente sin hablar. Es un niño que lo dejas en el suelo con sus juguetes y se entretiene jugando con ellos, no está todo el rato lloriqueando porque se aburre. Pues qué quieres que te diga, me gusta cómo es, y no tengo porque sentirme mal por ello por mucho que otros padres te traten de hacer ver que si no es un bicho, si no es el más malo entre los malos, es que es una pena…

Y lo del tema de las guarderías me pone muy negra. Pequeño G no va a guardería porque de momento puede permitirse no ir. Si no tuviese familia cerca disponible y con ganas de ayudarme, iría a una guardería, porque no habría otro remedio. Pero la guardería lo veo como el último caso. No tengo nada en contra de ellas, pero tampoco creo en sus beneficios, o al menos no tanto como los papás de guardería tratan de hacerte ver.

El juego social en un individuo no se desarrolla hasta pasados los tres años de edad. Y esto no es algo que digo yo, es un hecho objetivo. Los niños, hasta esa edad, se fijan en otros niños, por supuesto, voy al parque y a Pequeño G le gusta ir donde hay niños, te los señala, sí, cierto, se puede sentar a su lado y puede mirarle mientras coge un puñado de tierra o intentar tocarle, cogerle la mano, todo eso sí, pero un niño hasta los tres años no deja de ser individualista, no entiende el juego como algo para compartir, no por nada, sino porque la base de la socialización es el lenguaje, y el niño no ha desarrollado esa herramienta tan importante todavía.

A esto le añadimos el cerebro privilegiado de un niño, rápido, ágil, absorbente. Si tu niño de 3 años entra al cole habiendo estado antes en la guardería, se sabrá los colores en inglés, sabrá contar, sabrá yo que sé cuántas cosas más, sí. Pero no significa nada, porque un niño que no ha ido a la guardería y entra con 3 años en esa misma clase, a lo mejor no sabe esas cosas (si es que no las ha aprendido de casa ya) pero a la semana siguiente se sabrá todo de carrerilla igual de bien que el que ha ido. Es así amigas. El cerebro de un niño a esa edad es una esponja y su capacidad de imitar y aprender nos sorprende día a día.

Ya basta con el rollo de la socialización. Las guarderías se han inventado porque la mujer se ha incorporado al mundo laboral, no nos engañemos, antes todo el mundo se criaba en casa con sus madres hasta la edad de escolarización y todo el mundo ha sobrevivido. Ahora parece que tienes que apuntar al niño a la guardería hasta si tienes posibilidades de que no vaya (bien porque la mamá puede cuidarlo, bien porque tiene a familiares que se lo cuiden, bien porque el papá puede hacerlo…) para que no se quede sin sus maravillosos beneficios.

¿Qué es esto? ¿Es que acaso el que socializa antes socializa mejor? Yo no creo que esto sea así.

Y con todo esto no quiero que penséis que estoy en contra de las guarderías, porque yo las usaría si no tuviese otra opción. De lo que estoy en contra es de los padres que te tratan de vender sus beneficios, porque cada uno es libre de pensar lo que quiera y de hacer con su hijo lo que crea mejor para él. Yo no he ido a ninguna guardería, es más, no estuve en el cole hasta segundo de infantil, o sea que me incorporé un año más tarde que mis compañeros, hasta los 4 años estuve en mi casa, y os aseguro que no tengo ningún problema de socialización ni de integración en la sociedad.

Un beso.

Mamá G.

12 comentarios en “Dos críticas sobre crianza (Parte II)

  1. Que pesada la gente con este tema!! Mira yo ayer fui a un sitio de estos de colchonetas para bebés, bueno hay más cosas pero yo estaba ahí, había una mama con mellizos que gateaban y no paraban, mi hijo solo se sienta y no se mueve todavía mucho para explorar… Le pregunté la edad y tenían 7 meses como Enzo, le dije a la mama y la verdad ella en vez de alardear me dijo no pasa nada al final todos van a llegar al mismo punto tarde o temprano… Ole por la mujer!! Yo me siento súper orgullosa de mi bebe y de lo BUENO y tranquilo que es! Tienes razón que a las mamás con niños «inquietos» les gusta alardear. La guardería da igual, yo no pienso llevar a Enzo al no ser que me vea obligada, en el parque también pueden sociabilizar con otros nenes… A mí este tema me toca también.. La fibra, jeje. Un beso!

    Le gusta a 1 persona

    1. Jolín yo nunca me he encontrado una mamá así! Ole por ella!!
      La gente es muy pesada con las comparaciones…no se cansan…yo más yo más yo más…yo vivo feliz con lo que tengo, no me fijo en lo que tienen los demás, porque no es mío y no me vale de nada…
      Yo también lo llevo al parque a que vea niños, y con eso, y con 12 meses creo que es más que suficiente para «sociabilizar».
      Besitos!!

      Me gusta

      1. Pues claro si las guarderías no enseñan tanto como nos pensamos, es más un centro de juegos como lo puede ser el parque, y hablo porque Emmanuele si fue a guardería. Aquí es muy raro que una madre te diga algo metiendo se con tu crianza, dios las libre! Jajaja, son así de «educadas», ejem mm si se les puede llamar así, está en su naturaleza ser amables y sonreír y la verdad que si apoyan e intentan ayudar. Yo estoy desesperada con los dientes del bebé que no le salen ya con 7 meses y tiene fiebre y llora y no me faltan buenos consejos y entendimiento por parte de las mamás en vez de critiquéo. Con esto no me estoy metiendo con las madres Españolas, ni comparando porque yo soy una, pero es verdad que en España somos más dados a la competencia por a ver quién es mejor madre con mejor niño( no todas obviamente). Tú lo haces genial y que te resbale oye😉

        Le gusta a 1 persona

  2. Creo que no se puede generalizar, las comparaciones o los alardeos acompañan no a las «mamás de guardería», sino a las personas que tienen ese carácter. Yo considero tan válida una opción como la otra. A mis dos hijos los he llevado a guardería un año antes de empezar el colegio, he considerado que eso era lo mejor para ellos dadas nuestras circunstancias y su forma de ser. Mi hijo mayor, en ambientes extraños, es retraído, así que observa más que juega. Él ha ido a guardería y por ello su carácter no ha cambiado, lo mismo que hacía antes. Mi hijo pequeño ha empezado este año, es más inquieto que su hermano y menos tímido, así que antes de ir a guardería él iba al parque y jugaba, corría y lo que hiciera falta. Ahora es lo mismo. Esto es el tema de siempre, nos gusta comparar y pensar que lo que hacemos nosotros es lo mejor, y seguramente es lo mejor para nuestros hijos en el momento en el que estamos y la situación que vivimos (que cada uno sabe de todas sus circunstancias). En fin… que a palabras necias, oídos sordos. Yo hace tiempo que dejé de escuchar a la gente… ¡Muy buen post! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Totalmente de acuerdo, hay gente que no sé por qué motivo, trata de comparar continuamente, con el tema de guarderías y con todos los temas (la comida, los avances del niño, el peso del niño – por qué siempre es mejor el más gordo???-) Pero el tema de las guarderías me fastidia especialmente, no por nada, sino porque siempre lo intentan vender. Me parece estupendo que cada cual haga lo que mejor crea que le viene a su hijo (yo sería la primera en usar una guardería si no tuviera familia cerca), pero basta de decir que yo debería apuntar al mío porque les viene muy bien.
      Estoy de acuerdo en que las guarderías pueden espabilar al niño en el sentido en que por primera vez se encuentra con que no es el centro de atención, imagino que aprende a sobrevivir, como animales que somos. Pero creo que si no lo aprenden con 2 años en la guarde, lo aprenden con 3 en el cole. No sé.
      En fin, que lo que tu dices, hay que dejar de escuchar a cierta gente, mirar y asentir, no?
      Besitos!

      Me gusta

  3. Aplaudo tus palabras (una vez más). No puedo estar más de acuerdo contigo.
    A la gente le encanta poner etiquetas y decirle a sus hijos que son esto o lo otro. Y de tanto que lo repiten, los niños acaban adoptando ese rol (si le dicen que es un bicho, pues el niño interpreta que lo es).
    Hasta el moño del temita de la guardería.
    Otro punto del que tengo que hablar en mi blog. Créete que día sí, día también me están tocando la moral con preguntitas de este tema.
    Y ya empiezan a dar la tabarra con el colegio.

    Hay que tener mucha paciencia porque vamos «contra corriente» (cuando lo hacemos como se ha hecho «de toda la vida de dios» y nunca ha pasado nada malo).

    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  4. Bueno el colegio…eso da para otra entrada…vaya tela…
    El niño acaba de cumplir un año y ya tengo que haber decidido el colegio…pues no señora, todavía no tengo ni idea. Para mal o para bien vivo en una ciudad inmensa con tropecientos colegios lo que dificulta bastante elegir. Si viviera en un sitio más pequeño con un sólo colegio, lo tendría claro, pero no. Así es que tengo que pensar muchos parámetros!
    Para todo va a ser igual, me temo…jaja ÁNIMO!
    Besitos!

    Le gusta a 1 persona

  5. Nuestra Habichuela no irá a la guardería a menos que yo encuentre el trabajo de mi vida, ello es, horario normal con sueldo digno. Como, viendo el percal de mi profesión, no va a pasar ni una cosa ni la otra, nosotros ya hemos hablado de que nuestras opciones y hemos decidido que dejo de golpearme contra un muro de carga y me dedico a otra cosa (en este caso, criar a la peque).

    ¿Qué puede pasar? Que luego no me apañe bien o que realmente lo vea necesario. En ese caso, pues me tragaré mis palabras y la llevaré unas horillas, aunque no se, no creo que eso pase porque a mi los niños me gustan mucho. Sin embargo, nunca digas de este agua no beberé.

    Así que, otro tema mega personal del que nadie debería opinar. A mi me parece, después de todo que lo que pasó es que te tocó una cuñada metomentodo. Espero que la hayáis despellejado a gusto tu Amiga 1 y tú, jijijii. (Es broma, pero comentad un poco a sus espaldas, que es buena terapia xD)

    Un abrazo 🙂

    Me gusta

    1. Jajajajajaja por supuesto!! Como lo sabes!! Bien despellejada ha quedado!! Además mi Amiga del Alma 1 es maestra de educación infantil y está muy en contra de casi todos los métodos utilizados por su cuñada, así que ella es la primera en despellejar jajaj Besitos!!

      Me gusta

  6. Que razón tienes!! La gente es muy pesada con la guarderia,conozco a una chica que esta todo el día hablando de lo buena que es la guarderia,que su hija tiene muchas amigas,que es muy sociable y aprende mucho allí; su peque es de la edad de Izaro y yo no dudo de lo que me cuenta pero el alardeo que hace cuando encima le cuento lo que le esta costando adaptarse al cole, me pone un poco nerviosa,en fin,cada uno a lo suyo,ainss
    Besos

    Me gusta

  7. Mira, si te sirve de algo, puede que tu bebé sea tranquilo ahora y no lo sea dentro de medio año… Mis tres peques se han criado conmigo sus dos primeros años de vida (luego fueron un año a la guardería porque entre ellos se llevan dos años y no quería que la llegada del recién nacido, con los horairios y en cansancio q eso conlleva, les hiciese ver que no les prestaba atención). Y el mayor ha seguido siempre super tranquilo y el mediano a partir del año y medio se convirtió en un polvorín, seguramente por el hecho de tener un hermano mayor (porque si algo creo que influye en un niño es el tener o no hermanos, los segundos son más observadores y espabilados aún). Con esto quiero decir que puede ser tranquilo ahora y no serlo dentro de dos años, o a lo ejor siempre lo es… Si es que solo hay que ver lo distintos que son muchos hermanos, que han ido al mismo colegio, se han criado en la misma casa…

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s