Complementos vitamínicos durante la lactancia: ¿necesarios?

Buenos días amigas!

Hoy vengo a comentar un tema que el otro día, en una conversación con una compañera salió. Los complementos para mamás lactantes. A raíz de eso, y de que yo consumo estos complementos, me puse a investigar y hoy quiero contaros los resultados de mi búsqueda.

Hay varias marcas que comercializan complementos vitamínicos para mamás en periodo de lactancia. Por todos es sabido que la leche materna proporciona todos los nutrientes que necesita el bebé durante la primera etapa de su vida y le provee de los minerales y vitaminas que requiere para su desarrollo.

Por eso, si es tan importante, y esta responsabilidad recae sobre las mamás que damos el pecho a nuestros hijos, muchas veces nos planteamos, ¿es necesario un aporte extra? ¿un complemento alimenticio? ¿nuestra leche va a ser mejor si tomamos unas pastillas que nos proporcionen minerales y nutrientes extra? ¿va a estar mejor alimentado nuestro bebé?

Entre el abanico de respuestas que nos podemos encontrar hay de todo, como en botica.

Lo cierto es que durante el periodo que dure la lactancia, la mamá debe llevar una dieta sana, equilibrada y variada, para que pueda obtener los micronutrientes necesarios, tanto para ella, como para el bebé.

Según establece la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN), la alimentación, así como el aporte de vitaminas, durante la lactancia no tiene que ser muy distinta a la de otras etapas, porque, salvo casos extremos, como de desnutrición clara, el estado nutricional de la madre no interfiere en la producción de su leche ni en la calidad de la misma.

Esto tiene sentido si lo contrastamos con lo que dice al respecto el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP), y es que, por lo visto, la glándula que produce la leche tira sobre todo de las reservas de la mamá, por lo que  la composición de la leche materna “guarda escasa correlación con la dieta de la madre

Concretamente, los micronutrientes más importantes son el hierro, el calcio, el yodo y la vitamina A, fundamentales para un correcto desarrollo físico del pequeño.

Así es que si la dieta de la madre es correcta (por correcta entendemos variada y saludable), no tiene por qué producirse ninguna deficiencia de estos nutrientes en el niño, y por tanto, la mamá no tiene por qué tomar ningún suplemento específico.

Sin embargo, si bien tanto el hierro, como el calcio, o la vitamina A son importantes para el correcto desarrollo del bebé, el yodo es especialmente importante.

Si un bebé no obtiene suficiente yodo de la leche materna, puede provocarse un aumento del tamaño de la tiroides, y por consiguiente, ocasionar problemas respiratorios o de deglución. Además, la carencia de yodo puede provocar también retraso en el desarrollo del Sistema Nervioso Central así como en el crecimiento y la maduración de los huesos del bebé.

Como vemos, los niños necesitan ingerir una ración de yodo a diario para un correcto crecimiento y desarrollo intelectual. Los estudios demuestran que una cucharadita de las pequeñas de sal yodada al día es suficiente para cubrir estas necesidades y evitar problemas (sobre todo de tiroides) en los bebés. Sin embargo, el bebé no toma sal, todo el yodo que necesita, le viene a través de la leche, por eso es tan importante asegurarse de que la mamá cubre correctamente la ingesta diaria de yodo

 ¿En qué alimentos encontramos yodo (además de la sal yodada)?

Vegetales marinos (como las algas comestibles) son riquísimos en yodo, pero por lo menos yo, nunca los suelo consumir.

Pescados y mariscos (como el arenque, las gambas, los langostinos, el bacalao, los mejillones, el salmón o el lenguado). Es de aquí de donde más posibilidades tenemos, en una dieta normal, de cargarnos de yodo las mamás. Pero, ¿tomamos pescado a diario? Porque nuestro organismo necesita un aporte determinado de yodo al día.

Frutas rojas (fresas y arándanos sobre todo). Son estupendos antioxidantes además de ser ricos en yodo.

Leche y yogur. También son alimentos ricos en yodo.

¿Cuál es la conclusión?

Como conclusión a mi estudio, creo que la respuesta más acertada es que no es necesario un aporte vitamínico extra para la mamá durante el tiempo que dure la lactancia. Su leche es buena de todas formas, y alimentará estupendamente a su bebé. Siempre y cuando se ponga atención en comer de todo, variado, y cocinado de la manera más saludable posible.

Ahora bien, también creo que si crees que no consumes suficiente yodo, o para casos extremos como anemias o desnutriciones, o mamás adolescentes que están en pleno desarrollo, es importante suplementar tu dieta con algún complemento, siempre y cuando antes consultes con un médico y te recomiende uno, en caso de creerlo conveniente.

        ¿Cuál es mi caso?

Cuando fui a mi primera revisión ginecológica después de dar a luz (Pequeño G tendría un mes), mi ginecóloga me recomendó consumir una pastilla de Natalben Lactancia. Pongo la marca deliberadamente porque no me gusta hablar de lo que no conozco pero esto lo conozco bien, llevo tomándolas 1 año. Me la recomendó porque según ella, es el único complemento con la mayoría de nutrientes necesarios para una mamá lactante, concretamente me dijo que le interesaba el ácido fólico y el yodo, y a mí me pareció razonable. Igual que durante el embarazo tomamos ácido fólico o incluso se recomienda tomarlo tiempo antes de la concepción, pese a que muchos alimentos contienen ácido fólico, no me pareció disparatado complementar tu dieta durante la lactancia.

Pequeño G no se ha puesto malito ni una sola vez y yo sólo una, de un virus de tripa horrible que cogí. ¿Hubiera sido igual sin tomar mis suplementos? Puede que sí, seguramente sí, pero no lo sé. Hay gente que no los toma y gente que sí. Yo, porque me lo recomendó la doctora, porque lo he visto lógico, y porque no me ha ido mal, los seguiré consumiendo hasta nueva orden médica.

¿Qué os parece? ¿Habéis tomado o estáis tomando complementos?

Un beso.

Mamá G.

7 comentarios en “Complementos vitamínicos durante la lactancia: ¿necesarios?

  1. Tomaba también Natalben Lactancia (son dos pastillas al día). Como ya iba para dos años tomándolo, al final, y siguiendo recomendaciones de asesoras de lactancia pasé a tomar simplemente yodo (bueno, tomo yodocefol que también lleva ácido fólico). Es que no veas qué gasto en pastillas… Es una pasada lo caras que son.

    En la revisión ginecológica (ya me toca otra vez en breve) me hacen analítica para ver cómo va el tiroides (por seguir dando pecho) y todo salió perfecto. Espero que esta vez siga todo bien.
    Seguiré tomando yodo hasta que finalice la lactancia (no sé cuándo) o si la gine me recomienda otra cosa.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo tomé Natalben durante el embarazo, luego nada! Mis análisis siempre me dan muy bien en todo, hasta después de un par de hemorragias tras el tecer parto… sbre la lactancia ni idea, lo que sí leí el otro día fue una noticia sobre últimos estudios que se están haciendo sobre lo que influye la alimentación d ela madre durante la lactancia, me sorprendió porque no creí que fuera tanto… así que si das el pech unos meses bien, pero las que lo dan durante años, tienen q vigilar mucho tiempo su alimentación… Por aquí la verdad es que solo el mediano s epuso enfermo su primer año de vida, los otros dos nada, y los tres fueron lactancias mixtas muy breves por mis dolores..

    Me gusta

  3. A mi todos estos suplementos vitamínicos me parecen una forma de la insdustria farmacéutica para sacarnos los cuartos aprovechándose del amor que profesamos a nuestros peques. Yo espero no necesitarlos pero, en tal caso, como te han dicho arriba: yodo genérico es mucho más asequible (aparte de que creo que entra por la seguridad social).

    El yodo lo puedes obtener también mediante la utilización de sal yodada (de hecho con esto suele ser más que suficiente). La venden en cualquier supermercado. Y ya colgaré recetillas en las que se utilizan algas. Quedan unas sopas gloriosas. Nosotros desde que las descubrimos, nos hemos hecho fans.

    Un abrazo 🙂

    Me gusta

  4. A mi la gine del hospital me recetó yodocefol tres meses después del parto y luego nada mas!! Tomo mi sal yodada eso si y en principio todo fenomenal. Es como todo, me imaginó q la naturaleza nos prepara tb para esto sin necesidad de chutecillos extra!! Besote!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s