Mi estado anímico

Buenos días de martes!

Hoy traigo un post algo reflexivo, quizá. Y es que ayer, en Madrid hizo un día muy lluvioso y muy gris.

Cuando salgo de trabajar al final de mi jornada, ya no hay luz, así que no me entero de si está nublado o despejado. Sin embargo, cuando salgo a la hora de comer para ir a casa un par de horitas, veo el cielo y ayer lo vi tan gris, tan triste, que me influyó en mi estado anímico y acabé por estar como el día, gris y triste.

Al final llegué a mi casa por la noche con una especie de sensación de angustia, desesperanza,…y todo esto por el tiempo que hizo!

Hoy sin embargo, ha llovido durante la noche, pero cuando he salido de casa esta mañana, el cielo estaba abriendo y el sol aparecía, tímido, tras las nubes, mostrándonos su grandeza, su alegría, y yo tan contenta. Por eso me  pregunto, ¿qué tendrá el sol que nos hace sentirnos tan bien? ¿Por qué, por regla general, cuando vemos el sol nos sentimos más alegres, con más energía, con más armonía con nuestras vidas?

Investigando un poco sobre el tema, he llegado a saber que, por lo visto, está demostrado que la exposición al sol nos aporta vitamina D, que afecta a nuestro sistema hormonal, aumentando los niveles de serotonina, la “hormona de la felicidad”. Así, cuanto menores sean los niveles de serotonina, más apáticos, melancólicos y tristes nos encontraremos, y al revés.

Además encontré algo que me hizo gracia, se trata del llamado trastorno afectivo estacional. Por lo visto, los angloparlantes suelen bromear cuando este término sale en una conversación pues en inglés este trastorno se llama Seasonal Affective Disorder, cuyas siglas son SAD (triste, en inglés).

Así es que vi que esto era algo que realmente existía, que se trataba de una especie de trastorno, que hace que quienes lo padecen se sientan particularmente afectados por la falta de luz durante los meses de invierno o los días más grises. De hecho, los estudios han encontrado que cuando estas personas se exponen a la luz del sol, y especialmente durante las horas de la mañana, tienden a sentirse mejor.

Pero, ¿yo padezco este síndrome? Por lo visto no hace falta padecerlo para sentirse mal en un día gris, pues se ha demostrado en un estudio realizado a 100 individuos que un día de rutina normal (no un día de fin de semana, donde haces lo que te apetece) se convierte en un día peor si el tiempo no acompaña, que un día de rutina soleado y luminoso.

Volvemos a cerrar el círculo, de nuevo la serotonina, tan necesaria para la vida, para el ser humano. Concluía el estudio diciendo que los climas templados generan personas más felices, que se ha demostrado que en los lugares con inviernos más suaves y veranos no excesivamente calurosos, la gente es más positiva.

Por lo tanto, como conclusión a mi pequeña investigación, podemos afirmar que el clima es un factor más que afecta a nuestro estado anímico, pero ¡ojo! no es el único. Porque, estando de vacaciones, disfrutando de algo que te gusta, o simplemente en tu sofá calentita con una manta un día gris, frío y lluvioso, puede parecer una gozada. No es el clima el que nos hace felices o no, sino que es tan sólo un factor más, pues nuestro estado de ánimo se ve influenciado por muchas variables, como las personas con las que nos relacionamos, las actividades que solemos realizar, los lugares que frecuentamos, o nuestra situación personal, entre otros.

Sin embargo, cuidado, porque no siempre el estado de tristeza y melancolía que te genera un día gris es negativo. Este sentimiento es necesario en el desarrollo de una persona. Tened en cuenta que los cambios que provocamos en nuestra vida, vienen motivados desde una situación de incomodidad, desde un estado de desesperanza, desde una sensación de vacío o de tristeza, por lo tanto, este momento, es un momento bueno para reflexionar, donde estamos más agudos y atentos a lo que falla a nuestro alrededor, a lo que podemos o debemos cambiar, es un momento de introspección y reflexión, necesario en la vida de una persona para seguir avanzando.

¿A vosotras os afectan los días grises tanto como a mí?

Besos.

Mamá G.

18 comentarios en “Mi estado anímico

  1. Muy interesante. Algo sabía de esto porque la gente que vive en países muy al norte, donde pasan varios meses de oscuridad, suelen padecer problemas tipo depresión y trastornos. Y, según recuerdo,es donde hay mayor tasa de suicidios y donde hay mayor número de personas que viven solas. Sí, el clima influye.

    Pero sabes, a mí los días de lluvia me gustan (no todos, que cuando tengo ropa tendida no me hace gracia jjj). Me gusta el olor del suelo mojado, que me caigan gotas en la cara cuando camino, llevar ropa de abrigo me encanta, sentir el ruido de la lluvia en el techo o cristales… Las tormentas me fascinan (ver los rayos en el cielo cuando caen lejos en el mar y escuchar los truenos). Los días oscuros y de frío también me gustan. Hay unos cielos impresionantes. Cuando hace sol, pues no hay nada que te invite a mirar al cielo mucho rato jjj (te quedas ciego).

    Un saludo!

    Me gusta

      1. Puede ser que me gusten los días de frío y lluvia porque vivo en el sur, donde tenemos sol, mucho calor y un «invierno de pacotilla» jjj. Tanto buen tiempo, acaba aburriendo también y la lluvia es «refrescante» 🙂
        De mi madre he aprendido a disfrutar las tormentas. Nos poníamos a mirar por la ventana y a señalar por dónde se veían los rayos y «culebrillas» (como rayos pequeñitos).

        Besos!

        Me gusta

  2. Por un día nublado no me pasa nada, pero si es cierto que si se tira varios días seguidos lloviendo y sin salir el sol me amargo!! La lluvia nunca me ha disgustado, pero ahora con las niñas si que me resulta bastante incómoda. Espero que por lo menos se vayan intercalando días buenos y días malos. Un abrazo!! Y el ánimo arriba que hoy ha salido Lorenzo a visitarnos 😍

    Me gusta

  3. Somos animalitos al fin y al cabo así que, pos supuesto, el clima nos influye!! Yo me lo noto bastante, el día que llueve mogollón me amargo yo sola. Eso de levantar la persiana y ver que el día está gris pufff… sin embargo oye, si veo sol, me vengo arriba. Así funcionamos. Menos mal que hoy ha hecho más solete!! Tenemos que irnos a vivir a Canarias!! 🙂 Un besote!!

    Me gusta

  4. Pues yo intento que no porque sino imagínate, triste todo el día… Jajaja . He aprendido a la a fuerza a que no me afecte y a estar positiva en días grises y lluviosos. Pero este post tiene mucha razón y es muy interesante!! Mi madre dice que ella necesita el sol para ser feliz y supongo que para algunas personas es así! Un besazo

    Me gusta

  5. A mi no me afectan demasiado. De hecho, la verdad es que me llegan a gustar porque me recuerdan a mis días viviendo por tierras norteñas. El otro día en Madrid es verdad que estaba plomizo (hoy también lo está) pero mientras no haga viento y se me caigan árboles al paso (guiño madrileño) todo va bien. Lo único malo de estos días es que me toca poner secadoras (grrrr) pero nada grave.

    A mi me afectan más los días ventosos, esos en los que no puedes dar dos pasos sin que se te metan los pelos en la boca y en los ojos, da igual la coleta que te hayas hecho. Me entra rabia y acabo por encerrarme en mi casa sin querer salir.

    Por cierto el SAD existe, vaya si existe! En los países más al norte, Inglaterra a la cabeza, ya tienen en marcha tratamientos con máquinas de rayos UVA para todas las personas afectadas por él. Vi un documental y la mejoría era espectacular. Personas que llevaban años y años tratándose de depresión con cócteles de fármacos varios y resulta que tenían un desarreglo físico fácilmente solucionable con 5-10 minutos diarios de exposición en la maquinita. Me pareció alucinante!

    Un abrazo 🙂

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s