Planeando nuestro viaje (Parte II)

Síiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!! Viernessss!!!!!!!!!!!!!! No me lo creo!! Nos vamosss!!!

En cuanto llegue la hora de comer, saldré pitando del trabajo y a casa a cambiarme de ropa (ya dejamos todo preparado anoche), teta para Pequeño G, que ya habrá comido su puré y nos vamos!! Pero antes, tal y como dije ayer, hoy vengo a contaros la segunda parte de las cosas que me rondan por la cabeza cuando hemos estado preparando nuestro viaje. Si no has leído la primera parte, puedes hacerlo aquí.

El tema que viene ahora es lo que más me preocupa, la comida.

Pequeño G no es fan de la comida infantil preparada, y cuando digo que no es fan significa que no admite ni una cucharada. En casa siempre ha tenido su puré casero y cuando alguna vez le he dado uno de estos botecitos para probar me ha mandado bien lejos.

Así es que llegó el verano y nos fuimos 10 días a recorrer Inglaterra, empezamos en Londres, porque tenemos allí familia, y después hicimos un mini tour. Ante la poca suerte que tuve ofreciéndole un tarrito de comida, decidimos facturar maletón (algo que odio, siempre he viajado con lo puesto prácticamente) y en el maletón metí pasapurés, olla (sí, ole ole y ole, podéis reíros tranquilas) y dos termos de sólidos que tengo para poder salir a visitar cositas con el puré hecho y calentito sin necesidad de volver al apartamento a comer.

Los días que estuvimos en Londres fue muy sencillo porque nuestra familia vive en una casa como la de todo el mundo, con cocina, en un barrio, con sus súper al lado, y no tuvimos ningún problema.

Cuando hemos ido a visitar a la familia de Papá G, la cosa también ha sido sencilla porque ellos también viven en una casa normal donde se puede cocinar.

Ahora bien, una vez que nos alejamos de Londres este verano y empezó nuestra pequeña ruta, pese a que nos alojábamos en apartamentos con cocina, no fue nada fácil, las cocinas eran minúsculas, con una sola placa, de un tamaño inferior a mi olla, donde no podíamos hacerlo todo lo bien que nos hubiera gustado, ni todo lo rápido, con muy poco espacio, y al estar siempre situados en el centro de los lugares que visitamos, los súper nos pillaban algo más lejos que en Londres. Conclusión: pérdida de toda la mañana para hacer un puré. Como fuimos bastantes días, no me preocupó mucho el hecho de invertir media mañana en hacer puré, el problema con el que me encuentro ahora es que vamos tres días, y que ya no es verano, con lo que a las 7 de la tarde ya es de noche, así es que si empleas media mañana en hacer un puré para salir tarde y te anochece enseguida, pues planazo planazo lo que se dice no es.

¿Y por qué no haces el puré por la noche?, diréis algunas, pues porque hoy llego sin ingredientes para hacer ningún puré y por la noche prácticamente, por lo que nada estará abierto para comprarlos. Así es que el dilema de la comida del sábado ahí está.

Esta vez vamos a hacernos los chulos e intentar los botecitos de nuevo, a ver si del verano a aquí ha cambiado el paladar…pero no aseguro éxito alguno, de hecho, hemos tomado la valiente decisión de no llevar con nosotros esta vez la caharrería. Trataremos de subsistir con la comida en tarros y si no hay tu tía, entonces apañaremos un puré con el instrumental con el que me encuentre en el apartamento…si me decís que esto no es ir a la aventura…

No soy nada fan en absoluto de la comida preparada, ni para niños ni para adultos, y en casa no la consumimos nunca (vale, a veces nosotros sí, pero Pequeño G jamás), sin embargo, por muy poco que me guste, me consta que por tres días que Pequeño G comiera un tarrito no le iba a pasar nada de nada.

En fín! Que me interesaría mucho saber qué habéis hecho vosotras cuando os habéis ido fuera con bebés en edad de no tomar teta/biberón exclusivamente pero tampoco comida de adultos. ¿Alguna idea? ¿Any help?

Bueno chicas, muchas gracias de antemano por cualquier ayuda aportada.

Nos leemos de nuevo el martes, que os contaré cómo ha ido todo, y como me dijo La Hobbita ayer, cómo ha sido la realidad después de todas estas cosas que hemos planeado!! Será muy diferente? Seguro que sí!!

Besos gordos! Buen puente a las madrileñas y buen finde al resto!!!

Mamá G.

7 comentarios en “Planeando nuestro viaje (Parte II)

  1. Ala! Estoy en tu post!! ^_^ (menuda sonrisota tonta que se me ha puesto, jiji).

    Con lo de los tarros, siempre que sigas teniendo teta, no te compliques: al final se los comerá (es curioso, a la hija de una amiga mía le pasa lo contrario. Siempre comiendo puré casero y un día probó un potito en casa de la suegra y ahora…. ahora hay que engañarla rellenando los tarros de potito con puré casero a la muy brujilla xD). Y si no, siempre podéis probar lo del BLW. Os preparáis comida de adulto, separáis un poquito antes de echar sal y condimentos y que empiece a espachurrar comida. Claro que, dicen que es muy cochino así que a lo mejor en vez de toda la mañana con un puré os pasáis toda la tarde con una fregona xDDD.

    Pero vamos, que algo me dice que seréis perfectamente capaces de apañaros y que pequeño G estará bien alimentado todas las vacaciones.

    Un abrazo 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Jaja es que me hizo mucha gracia cuando me dijiste «ya nos contarás la realidad». Pues sí, seguro que de una forma u otra se alimentará! El BLW lo hacemos habitualmente con ciertos alimentos, el problema es que lo que le llega al estómago…como te diría…entre nada y nada y menos…jaja lo hacemos más por que se vaya acostumbrando a masticar y a las texturas sólidas, pero cuando verdaderamente come es con sus purés! Ya os contaré! Un beso guapa y a mejorarse!

      Me gusta

  2. Nosotros, siempre que hemos salido a comer fuera, no hemos tenido problema. El niño comía de todo (no hemos hecho BLW estricto, pero algo parecido) y le metía bocados a todo lo que pillaba. A ver si Pequeño G come aunque sea un poquito de potitos, un poco de comida vuestra y mucha teta. Teniendo teta, no habrá problema ni hambre 😉

    Ya nos contarás cómo va la cosa.
    Ahora sí, a disfrutar del viaje!!

    Besos!

    Le gusta a 1 persona

  3. Ooooh llego tarde para desearte buen viaje!!! 😦 Si es que ultimamanete no me da la vida jejej pero buenoooo ya veras como la realidad supera a los preparativos jejej y os lo pasais fenomenal a pesar de los lios de los horarios y la comida… a mi en verano me volvía loca ese tema, la conservación y todo pufff. y eso q ella comia potitos salados fenomenal Buenooo a ver si se os da bien y os animais a hacer muuchos mas viajes!! Ya nos contarás!! Un besote!!

    Me gusta

  4. Creo que ya es tarde para darte ideas jajaja. Yo solía hacer mis purés para varias semanas y envasar al vacío o congelar, así que cuando salíamos, cogía varios para todo el viaje. Y a una mala, le daba potitos, de los de hero o naturnes, que eran los únicos que le gustaban.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s