Érase una vez una encía morada…

El otro día, echando su aceite a Pequeño G después del baño, desnudito encima de su toalla, que es como más le gusta estar en la vida, pues, como siempre, se partía de la risa, abriendome y cerrándome las cremas y jugando conmigo a darme sus pies para que me los comiera.

En medio de esta idílica escena, de repente veo algo raro: parecía que tenía algo morado en la encía de la derecha, arriba. «No puede ser, será la sombra de la comisura del labio». Seguimos con nuestras cosas.

Pero ahí estaba otra vez esa «sombra», era muy difícil de percibir si no le abrías la boca tú porque está justo encima de la comisura del labio al reir. O sea, es la encía de una muela. Como me pareció verla otra vez, ya tuve que meter el dedo para poder verla bien…una bola morada morada era esa parte de la encía…ayyysss!

El susto que me llevé fue bastante grande. En cuanto vino Papá G, se lo mostré a él también a ver que le parecía. Entre los dos pensamos que sería algo relacionado con los dientes, evidentemente por la ubicación del ematoma…en una encía poco más puede ser, pero oye, como aquello estaba tan hinchado y tan morado, pedí cita para el pediatra al día siguiente.

Así que allí nos plantamos. Cuando nos nombraron y entramos, le conté mi hallazgo del día anterior y la buena mujer, cogió su instrumental y se puso manos a la obra para tratar de verlo bien entre los lloros de mi hijo que no se deja urgar nunca jamás. Carácter no le falta, no.

Cuando acabó, no mostró la más mínima preocupación, algo que me tranquilizó profundamente. Me dijo que tenía las cuatro muelas listas para salir, porque las encías estaban ya muy transparentes en esa zona. Y que justo esa, estaba como estaba porque, seguramente, al hacer presión la muela hacia abajo para romper la encía, por su camino se habría llevado alguna venita, y si no la había roto, se había formado una especie de ematoma, un moratón de toda la vida, pero en la encía, por lo tanto nada de que preocuparse. Se iría sólo cuando saliera la muela.

A mi me extrañó que le estuvieran saliendo las muelas porque no tiene los dientes anteriores a las muelas, tiene los cuatro de arriba y tres de abajo, pero aún le faltan los colmillos antes de llegar a las muelas, sin embargo ella me dijo que los dientes no tienen por qué salir en orden, que pueden salir como quieran…ya aprendí algo nuevo aquel día.

También me dijo que lo estaba pasando muy mal, que la salida de las muelas es muy dolorosa, y que a él se le habían juntado las cuatro…que le diera paracetamol si veía que lo necesitaba. En este punto podéis imaginaros mi cara de póker mirando a esta buena mujer…¿lo está pasando muy mal? No le veo pasarlo nada mal, no tiene fiebre nunca, no se queja de la boca jamás mi pobre hijo, está siempre jugando tan simpático, tan risueño, lo único que tiene es mucha rabia que le viene de repente y se vuelve loco por morder algo, pero le dura una décima de segundo (de verdad, no llega a un segundo) y en cuanto muerde durante esa décima de segundo su propia mano vuelve a jugar tan pichi como antes. ¿De verdad lo está pasando mal? A lo mejor tiene un umbral del dolor muy alto y tolera todo estupendamente (no se parece a mí entonces, que quejica soy un rato y cualquier cosa me duele muchíiiisimo).

Así es que, a día de hoy, así estamos, tenemos una muela prácticamente fuera ya, con todos sus piquitos, la parte de las encías correspondiente a otras dos muelas muy blanquitas y un moratón en la cuarta. Esperando a que se vaya con la llegada de la muela.

¿Qué os parece? ¿Os ha pasado algo así con la salida de los dientes?

Besos.

Mamá G.

La mayor rémora de la vida es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy – Séneca.

18 comentarios en “Érase una vez una encía morada…

  1. Pues a mí nunca me ha pasado eso, las salidas de los dientes-muelas en mis peques han ido bien. Con el mayor apenas me enteré, con el pequeño un poquito más, creo que a eso se han debido muchos despertares nocturnos. Pero sin incidencias. Me ha gustado este post, sobretodo la parte del descubrimiento de la encía… Esos momentos post-baño y «comida de pies» son lo mejor de todo 🙂 ¡Besos!

    Le gusta a 1 persona

  2. Me alegra ver que no era nada preocupante. Cuando ves cosas «raras», por lo menos a mí me pasa, se me va la cabeza pensando en mil posibilidades chungas (positiva a tope, eh?). Me asusto bastante aunque intento no exteriorizarlo.

    Ya publiqué una entrada en la que hablaba sobre el tema de la salida de dientes y cómo a mi pichón no le afecta la salida de nuevos dientes/muelas. Nunca se ha quejado, ni ha babeado en exceso, ni ha estado rabioso-mordiscoso, ni cacas rarunas, ni mal humor… Nos hemos enterado de que tenía nuevos inquilinos de casualidad (al tumbarle para el cambio de pañal y hacerle reír y cosas así).

    El orden de los dientes no tiene porque ser el mismo para todos los niños. Como siempre, cada uno tiene su ritmo. Al pichón también le salieron antes las muelas antes que los colmillos. De hecho, primero tuvo las cuatro primeras muelas fuera y después han ido saliendo colmillos uno tras otro. Aún le está saliendo el último. Mi chico es de ritmos tranquilos. Le lleva meses hasta que los tiene fuera totalmente. Ahora creo, porque no lo he podido ver con claridad, que ha empezado a asomar la segunda tanda de muelas. Pero ni se queja ni ná. Él tan feliz como siempre.

    Espero que ese hematoma desaparezca y salga esa muela sin más problemática.

    Abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Qué bien! Qué gusto que no notéis nada! Espero que salga pronto porque no sé yo si no le duele o es que el pobre es un bendito y ni se queja…es lo que tiene que no puedan hablar para contárnoslo…jaja
      Yo no sabía que los dientes podían no salir en orden, siempre he pensado que saldrían ordenados, por eso me pareció raro que empezara por las muelas, pero efectivamente, así es, así que llevamos el camino del pichón…tendremos las muelas antes que los colmillos! Un besote!

      Le gusta a 1 persona

  3. Me estoy dando una vuelta por primera vez al blog. 🙂
    También soy una bloggera casi reciente.
    ¡Me imagino el susto que te has llevado! Mirula ya nació con 2 de sus dientitos así que tuve de estos descubrimientos desde muy temprano jaja
    ¡Un abrazo desde Buenos Aires!
    Nos leemos 🙂

    Le gusta a 1 persona

  4. Yo sí que había oído lo de los hematomas moraditos en las encías, aunque a nosotros no nos ha pasado. Me encanta la médico con lo de «qué mal lo está pasando» que por un momento he pensado que me había perdido algo porque describías al niño como un torete jajaja Es eso, que a algunos les molesta más y a otros menos. A Pichí cuando le han salido (que llevamos 4 meses de parón con los 4 de arriba y los 4 de abajo) daba una noche mala y ya está al día siguiente diente fuera.
    Lo de que salen por el orden que les da la gana también lo sabía jaja el hijo de mi prima con 2 años y medio le queda como un colmillo por salir y ahí tiene el hueco. Lo malo es que tienen que mirar a ver por si no le sale y se le cierra el hueco que menuda gracia!! Eso te de los dientes es un mundo!!
    Un besote!

    Le gusta a 1 persona

    1. Uy eso es verdad…lo de que se les cierra el hueco me acuerdo de haberlo escuchado yo de pequeña!! No si todavía nos tocará también preocuparnos de esas cosas…jaja
      Si, la doctora nos dijo que lo estaba pasando fatal y yo como…ah pues bueno…no le notas nada de nada al pobre, más que algún arrebato de querer morder algo urgentemente que se le pasa en nada! Así que no sé…
      Nosotros también estuvimos de parón absoluto con los cuatro de arriba y los dos de abajo muuuuchos meses, y ahora ha sido un no parar, uno más abajo, más las cuatro muelas…
      Un besote bella!

      Le gusta a 1 persona

  5. Bueno, mejor que no le duela demasiado, así sigue a lo suyo con sus juegos y sus sonrisas ^_^. Lo bueno es que la pediatra ya te avisa y te manda el tratamiento por si acaso le empezaran a molestar demasiado. A mi sobrino pequeño le están tardando un montón en salir pero no pasa nada. Él está tan contento y come sólidos con un ansia… Qué tío! Ha descubierto la comida ‘de mayores’ y ya no le engañas con los purés xDDDD. Para él todo es PAN o PATATA. El roscón es PAN…. Como pedía con esa boquita de piñón xDDD.

    Un abrazo 🙂

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s