¿Tienes éxito en la Vida?

El otro día escuché una frase que no me gustó nada. Como sabéis, acabo de dejar mi trabajo para dedicarme a lo que me gusta más en este mundo. Estoy feliz, y la gente que me ve, lo nota. He cambiado. A mejor.

Sin embargo, mucha gente no lo ve así. He estudiado en la universidad, me he preparado idiomas, he hecho prácticas profesionales desde bien joven y me he deslomado a trabajar en un lugar prestigioso para formar un CV potente. Todo pintaba a que mi trayectoria sería otra, por eso la gente quizá piensa que he arruinado mi vida, que estoy tirando a la basura todo aquello que he hecho y que no utilizo a día de hoy. Que me estoy insultando al no ponerme en el mercado e intentar buscar algo más atractivo, algún lugar con gente «como yo». He tirado por tierra todo el éxito que tenía y ya no será fácil recuperarlo.

Pese a que entiendo el razonamiento, y en cierto modo entiendo que la gente pueda pensar así, no me queda más que sentir lástima por ellos. Si de verdad piensan que el éxito se mide por el sitio donde trabajas o por la cantidad de dinero que ganas, lamentablemente, no les auguro una vida muy feliz.

La revelación

El último descubrimiento literario que he hecho, Brian Weiss, me ha descubierto y afirmado muchas cosas que ya venía intuyendo y sientiendo desde hacía tiempo.

¿Sabéis determinadas veces en las que algo pasa justo cuando necesitabas que pasara? Pues eso me ha sucedido con Brian Weiss. Es un psiquiatra norteamericano mundialmente conocido por el nivel al que lleva la temática de sus obras: reencarnación, regresión de vidas pasadas, progresión en vidas futuras, y sobre todo, amor.

Yo no me he decidido todavía a leer sobre reencarnaciones ni regresiones ni nada metafísico, porque no me siento preparada, no es mi momento, pero sí he leído sobre el amor.

Sus tesis han generado mucha polémica entre los científicos coetáneos, y eso hizo que transcurriera mucho tiempo antes de que Brian Weiss se armara de valor para publicar sus experiencias, sin embargo, lo hizo, y han tenido una grandísima aceptación (pese a tener detractores, por supuesto) incluso entre muchos colegas muy reputados, que hasta le han ayudado en sus investigaciones.

Yo no soy científica, así que no puedo hablar sobre ciencia ni bases científicas, simplemente soy una lectora más, que juzgo en función de si un libro me hace sentir o no. Y las lecturas que he hecho de Brian Weiss desde luego han sido reveladoras.

Y quizá gracias a ellas puedo estar tranquila y segura con mi decisión y no alarmarme interiormente, ni ponerme nerviosa al escuchar a algunas personas decirme que he tirado mi vida por la borda.

Entonces, ¿qué es el éxito?

Quiero compartir con vosotros una de las frases que me grabé a fuego de Brian Weiss y con la que no puedo estar más de acuerdo: «los objetivos son deshacerse de los pensamientos y las emociones negativas, y descubrir la paz, la alegría y la felicidad interiores«.

Creo que esa es la definición de éxito. Verdaderamente lo pienso. Y es que una persona que está en paz consigo misma, con lo que hace, con quién es, con lo que tiene, es una persona feliz, y ¿qué más éxito hay que ser feliz en la vida?

Antes de leer esta frase ya pensaba así, he estado más de cuatro años rodeada de gente que ganaba mucho dinero, con casas de ensueño, con segundas y terceras viviendas, con gente que les hacía todo en casa, incluyendo el cuidado de los hijos, y les he visto día a día no ser felices, les he visto con millones de preocupaciones, con ganas de tirarlo todo por ahí y dar un giro a la vida que llevaban, con un estrés en el día a día que les perjudicaba su salud. Y he conocido a algunos de esos niños, criados sin padres, con mucho dinero, sí, en colegios bilingües, trilingües y con la ropa más elegante que te puedas imaginar para un niño. Sin embargo, no tenían a su padre ni a su madre, no de cerca, por lo menos, no las horas que un niño necesita. No tenían lo fundamental.

¿Esto es éxito? Si tener una casa enorme, servicio, coches, ropa,…es tu definición de éxito, hay un problema dentro, y es conveniente que te replantees ciertas cosas.

Todas estas cosas son vacías si no van acompañadas de algo más. A todos nos encanta tener todas las comodidades del mundo, y es estupendo tenerlas si las acompañas de algo más, algo que dé sentido a todo. Si no está ese algo, desde luego nada de eso sirve para nada. Porque da lo mismo ser un miserable en un coche de 100.000 euros que en uno de 9.000. Da lo mismo, tu sentimiento es el mismo. Tu vacío es igual de grande.

No nos dejemos comer por la sociedad, muchas veces, por el hecho de que algo sea en lo que cree la mayoría, no necesariamente es indicativo de que es lo que más sentido tiene.

El éxito no es más que ser feliz contigo, con tu vida. Teniendo lo que cada uno haya buscado, lo que necesite tu interior, lo que le haga feliz a tu interior, a tu corazón. Busca eso, consigue eso, y tendrás éxito. No importa si no coincide con lo que yo busco, no importa si no coincide con lo que la mayoría busca o con lo que la sociedad impone que hay que buscar. Sólo tú sabes lo que te puede hacer feliz, sólo tú sabrás si tienes o no éxito.

Sed felices!!

Un beso!

Mamá G.

Reto para leonas

NuestrasLecturas

Buenos días! Preparadas para el post más largo que jamás hayáis leído? (Si tenéis que ir al baño, aprvechad ahora, porque una vez que empecéis ya no será fácil).

Hoy me sumo al reto que Desde Tú nos propuso la semana pasada: el reto para leonas. Se trata de poner un libro de los que hayamos leído por cada una de las 20 categorías que Liela nos indicaba en su post. Así que sin más dilación, ahí van mis 20 libros:

1. Un libro cuyo título tenga una sola palabra.

Rayuela.

Autor: Julio Cortázar.

Es una novela muy difícil de resumir por lo especial que es, narrada en introspectiva, es la historia del protagonista, Horacio Oliveira, y de su amante, la Maga, de nombre Lucía, que se desarrolla en París y posteriormente en Argentina.

Durante toda la narración, Horacio trata de alcanzar una especie de cielo, que le llevará a la locura prácticamente.

2. Un libro sin texto.

Adult Coloring Book: Relaxation Templates for Meditation and Calming (Volume 1).

Autor: Cherina Kohey.

Es un libro para colorear para adultos. Me lo regalaron recientemente. Me relaja mucho colorearlo, lo que pasa, es que siempre que encuentro un momento libre acabo encontrando alguna otra cosa que hacer…y desde que tengo el blog, coloreo más bien poco…

3. Un libro de poesía.

Entre el clavel y La rosa.

Autor: José María Plaza.

No acostumbro a leer mucha poesía yo…pero no me ha costado nada encontrar un libro en esta categoría. Esta antología de la mejor poesía española se presenta en un formato tan pedagógico que es ideal para niños. De hecho yo lo leí cuando era una niña, debería tener unos 9 años aproximadamente y se me quedó grabado de lo bonito que es.

4. Un libro en el que los protagonistas sean animales.

Poquito a poco.

Autor: Amber Stewart.

Es una historia entrañable de una nutria pequeñita que no sabe nadar y por lo tanto no puede jugar con sus amigos del agua. El trasfondo es una historia de superación, donde la nutria poco a poco aprende a nadar y a conseguir lo que quiere. Me gusta mucho el mensaje que transmite a los niños, con esfuerzo y tiempo, si luchas por lo que quieres, lo tendrás.

5. Un libro con el que haya aprendido cosas.

La crianza feliz.

Autor: Rosa Jové.

Una maravilla, este es el último libro que me he leído. Me ha encantado, he aprendido mucho a entender al niño, a saber actuar de manera consciente y respetuosa con él y con sus circunstancias, además la lectura se hace muy sencilla. Muy recomendable.

6. Un libro con pop-ups.

¿Dónde está? Los vehículos.

Autor: Dawn Sirett.

Por todos es sabida la pasión de Pequeño G por los vehículos, así que este regalo que nos hicieron fue todo un acierto. Se trata de un cuento con varias solapas que al levantarlas aparecen pop-ups con cada tipo de vehículo. Le encanta!

7. Un libro ilustrado para adultos.

Segunda Guerra Mundial, atlas ilustrado.

Autor: Flavio Fiorani.

Este libro no es técnicamente mío. Es de Papá G, que es un aficionado a la Segunda Guerra Mundial. Pero lo he querido meter en la lista porque me parece una maravilla, muchíiisimas fotografías que recorren la historia de la gran guerra plagan las páginas de este libro.

8. Un libro en otro idioma.

L’élégance du hérisson (la elegancia del herizo).

Autor: Muriel Barbery.

Este libro forma parte de una pequeña colección de obras que leí en francés hace algunos años (cuando tenía tiempo, vaya), y es una historia que me fascina. Renée es la portera de un edificio elegante de París y Paloma es una niña de 12 años, que vive en dicho edificio, ambas tienen una vida aparentemente bastante común y aburrida hasta que un misterioso hombre aparece en la vida de ambas y hace que se unan, resultando ser almas gemelas, así las dos protagonistas descubren la magia de las pequeñas cosas y hacen que sus vidas vayan adquiriendo otro tono gracias a los placeres de lo cotidiano. Precioso y muy recomendable.

9. Una colección, saga o serie de libros.

Harry Potter.

Autor: J.K. Rowling.

Ay! Harry Potter!! He crecido con ellos!! Mi saga por excelencia. Siete libros plagados de imaginación y magia, en el colegio de magia y hechicería Hogwarts. No tuve ninguna duda en cuanto leí esta categoría. Poca explicación puedo dar sobre el niño mago más famoso de todos los tiempos! Más que recomendable! Para mayores y pequeños!

10. Un libro personalizado.

Caillou. Así soy yo, así es Caillou.

Autor: Chouette Publishing.

Este lo tenía muy claro, básicamente porque es el único libro personalizado en la casa, y como no puede ser de otra manera, es para Pequeño G. En la portada del libro aparece el bueno de Caillou sujetando una foto de Pequeño G. El libro en sí está gracioso aunque no lo hemos usado mucho todavía, a decir verdad, casi nada, porque Pequeño G está en fase de adoración de los vehículos y los cuentos a por los que va son tres que tenemos de vehículos. Los demás, no les hace mucho caso aún. Pero tiempo al tiempo.

11. Un libro en el que haya monstruos.

¡Buenas noches, monstruos!

Autor: Lucía Serrano.

Me parece un cuento muy gracioso, donde se da la vuelta a la tortilla, porque cuando llega la hora de dormir, los monstruos son los que tienen miedo!!! Así que todos se quieren meter en la cama de Joaquín para dormir con él. Pero Joaquín no puede dormir bien con tanto monstruo miedica, le molestan en su cama.

12. Un libro clásico.

La Dama de las Camelias.

Autor: Alejandro Dumas.

Primera novela que amé. Lo leí siendo muy joven, tendría unos 16 años aproximadamente, o quizá menos. Lloré a lo largo de toda la trama como no he vuelto a llorar con ningún libro (y soy muy llorona). Es la obra cumbre del romanticismo literario, sin duda. La novela narra el amor de dos jóvenes: él, de buena familia, Armando Duval, y ella, una cortesana de París, Margarita Gautier. Después de luchar lo indecible por estar juntos, nos abrasa un final trágico. Preciosa historia de amor y muy bien escrito, por supuesto.

13. Un libro de varios autores.

Cuentos para niños de 1 año.

Autor: Equipo Todolibro.

No os descubro nada con esta saga de cuentos, los hay para todos los años hasta 6 (de esta editorial) y más años incluso de otras editoriales. Fue un regalo que nos hicieron y lo estamos intentando empezar a utilizar ahora, pero de momento, más que escuchar la historia que mamá nos lee, miramos las ilustraciones, muy bonitas por cierto, y pasamos las páginas.

14. Un libro de mi infancia.

Fray Perico y su borrico.

Autor: Juan Muñoz Martín.

Ayyyy!!! Tenía tantos y tantos para poner en esta categoría, me acuerdo de tantos!! Renata, Fray Perico, el Pirata Garrapata,…pero me he decantado por este porque es del que más me acuerdo, aunque si os soy sincera he tenido que recurrir a internet para refrescar un poco la historia, que se desarrolla en el siglo XIX, cuando Fray Perico y su borrico Calcetín llegan a un convento de Salamanca donde viven veinte frailes. Por supuesto la llegada de Fray Perico y su borrico revoluciona a todos y el convento no tardará en vivir situaciones disparatadas, muy graciosas y alegres!

15. Un libro que haya comprado por su portada o sus ilustraciones.

Cuentos para educar niños felices.

Autor: Begoña Ibarrola.

Este libro lo compré antes de que naciera Pequeño G y lo compré por la portada nada más. Sin embargo, cuando lo abrí me llevé una grata sorpresa, pues no se trataba de una compilación de cuentos preciosos, como yo me imaginaba sino que es un libro para los padres orientado a promover un crecimiento sano, feliz y equilibrado del niño. El libro se divide en 10 puntos que la autora considera fundamentales para educar niños felices: amor incondicional, desarrollar su autoestima, impulsar su autonomía, desarrollar la confianza en sí mismo, valorar su esfuerzo y constancia, vivir con honestidad y sinceridad, respetar su individualidad, saber aplicar límites y normas, aportarle seguridad y educarle en paz y tranquilidad. Cada apartado contiene una explicación sobre el punto en concreto y dos cuentos relacionados con él. Está bastante interesante.

16. Un cómic.

L’évangile pour les Enfants en BD.

Autor: Christine Ponsard.

Ojo al dato que tenemos un evangelio para niños! Y es que la bisabuela paterna de Pequeño G es bastante religiosa y nos ha regalado esto! Creamos o no, la cosa es que es bastante original, por lo menos yo nunca antes había visto un evangelio para niños en formato cómic.

17. Un libro que haya comprado sólo por coleccionar o tener.

La Divina Comedia.

Autor: Dante Alighieri.

Esta obra la compré en mi primer año de carrera, cuando me emocioné con la literatura clásica. Desde que leí La Dama de las Camelias, que os he reseñado anteriormente, quise hacer mi pequeña biblioteca de clásicos que voy nutriendo poco a poco, porque la cultura no ocupa lugar en la mente pero en la casa sí, y si quieres libros físicos, también cuesta dinero, además. Total, que me compré la Divina Comedia por esa especie de atracción inexplicable que siento hacia toda forma de arte ligada al renacimiento italiano. No quería leerlo en aquel momento, me consta que es una lectura difícil y hay que estar preparado en varios aspectos, primero tener tiempo suficiente y segundo tener conocimientos suficientes como para descifrar muchas de las alusiones que hay a lo largo de la obra a diferentes personajes o momentos históricos. En aquel momento (universitaria yo) tenía tiempo pero no me sentía capaz de poder entenderla como es debido. A día de hoy, todavía no la he leído. No sé si ahora tengo o no más conocimientos que antes, pero desde luego lo que me falta es tiempo.

18. Un libro de contenido científico.

El Origen de las especies.

Autor: Charles Darwin.

Esta obra no la compré, me entró en unos fascículos que estaba coleccionando. Pero la leí, no la buscaba especialmente, no es que yo sea muy científica, mi corazón es y siempre será de letras, pero la leí porque solía leer cuanto caía en mis manos. No hace falta sinopsis de esta obra, la explicación de la teoría evolucionista.

19. Un libro no literario (por no literario yo he entendido que no pertenezca al género de la novela)

Manifiesto comunista.

Autor: Karl Marx y Friedrich Engels.

Tampoco hace falta sinopsis de esta obra. No es que yo sea comunista, es que me parece una obra digna de leer, un clásico del pensamiento occidental en un momento puntual de la historia. Este manifiesto fue redactado por Marx y Engels y publicado en Londres en 1848, por encargo del segundo congreso de la Liga Comunista. Contiene el programa del partido, pero además, es un lúcido análisis de la sociedad capitalista del siglo XIX. No os penséis que es un panfleto político sino que se trata de (ojo al dato) del libro más difundido después de la Biblia!!

20. Un libro que se haya llevado al cine.

El Doctor Zhivago.

Autor: Boris Pasternak.

Este libro es un “tocho” de los de verdad. Difícil de leer (por lo menos a mí me resultó algo tedioso), narra la historia de Zhivago, como testigo de una de las épocas más trágicas de la historia rusa, la revolución bolchevique, donde lucha por sobrevivir junto a su esposa y a su amante, de la cual se enamora apasionadamente.

Pues bien, hasta aquí mi listado! Quiero dar las gracias a Liela porque siempre tiene buenas ideas para proponer retos y hacer entradas chulas como esta! Ha sido un post que he preparado con mucho tiempo, muy meditado y me ha encantado hacerlo!

¿Habéis leído alguno del listado? ¿Coincidís en algo conmigo?

Besos!

Mamá G.